El gigante que da pasos en falso

Se lanza con bombos y platillos en enero de 2007, pero fue uno de los fracasos mas rotundos en la historia de Microsoft. El sistema operativo Windows Vista deja a los usuarios más que decepcionados. Incluso el gigante de la informática se vio obligado a reconocer el traspié y a ofrecerles a sus clientes una drástica solución: cambiar el entonces nuevo software por el Windows XP (una versión más vieja) o esperar al lanzamiento del Windows 7 para después del 2010. Todo sin ningún costo para los usuarios.


A casi dos años de aquel mal trago y a solo seis meses de que Bill Gates dejara definitivamente la empresa, un nuevo golpe vuelve a sacudir a Microsoft. Los medios especializados se hicieron eco del fallo de seguridad del Internet Explorer (IE) y salieron a advertirles a los usuarios los graves riesgos que corrían.

“Microsoft: un gran agujero de seguridad en todas las versiones del IE”, explica el Washington Post.

“Alerta de seguridad del Internet Explorer: Microsoft dice que todos los usuarios están en riesgo”, publica desde el Reino Unido el Daily Telegrah.

“Microsoft confirma que ninguna de las versiones de Explorer es segura”, destaca ayer el diario El País de España.

“Le afecta a un mayor grupo de usuarios”, apunto el sitio especializado en informática The Register.

La revista SC Magazine se anima con un titulo mas jugado: “Microsoft alienta a los usuarios a cambiarse a otros navegadores”.

“Vulnerabilidad no solucionada en Internet Explorer descarga malware (virus)”, explica desde su Laboratorio de Informática la empresa ESET, una de las mayores especialistas en antivirus.

Otro sitio web especializado, pero de Alemania, el Heize.de escribió: “El fallo de seguridad del Internet Explorer se expande”.

El Departamento de Seguridad en Computo de la Universidad Nacional Autónoma de México reporta: “La vulnerabilidad en Internet Explorer podría permitir la ejecución remota de código”.

Pero el diagnostico mas grave de este nuevo problema de seguridad lo realiza el sitio Secunia, especialistas en seguridad informática. Calificaron al fallo como “extremadamente critico”.